Actividad y Salud

09/04/2020 - LA SALUD MENTAL EN TIEMPOS DE AISLAMIENTO

Hoy día, a nivel mundial, estamos atravesando una crisis, un cambio brusco que no lo esperábamos y que genera un desequilibrio, no solo emocional, sino también vincular, social, político y económico. Pero como toda crisis está acompañada de pensamientos críticos, de decisiones y de cambios.

Cuando una situación nos resulta amenazante e impacta en la persona eleva la percepción de amenaza, esto dispara la reacción neurofisiológica del estrés y genera lo que se llama reacciones esperables frente a una situación extrema.

Hoy día, a nivel mundial, estamos atravesando una crisis, un cambio brusco que no lo esperábamos y que genera un desequilibrio, no solo emocional, sino también vincular, social, político y económico. Pero como toda crisis está acompañada de pensamientos críticos, de decisiones y de cambios.

Cuando una situación nos resulta amenazante e impacta en la persona eleva la percepción de amenaza, esto dispara la reacción neurofisiológica del estrés y genera lo que se llama reacciones esperables frente a una situación extrema.

Actualmente nos encontramos con estas reacciones que son normales y esperables, ya que las situaciones desconocidas y que no podemos controlar nos producen temor, ansiedad, preocupación y angustia.

¿Pero cómo se presentan estas reacciones?

Lo primero que van a aparecer, ya que nos encontramos en la fase aguda de esta pandemia, son manifestaciones como:

  • irritabilidad
  • enojo
  • ira
  • inquietud
  • frustración
  • ansiedad
  • etc. 

Todas estas manifestaciones van a estar acompañadas de un componente somático, es decir, que se va a expresar a través de cuerpo en:

  • aumento de la frecuencia cardíaca
  • transpiración
  • sensación de vacío en el estomago
  • aumento del apetito
  • disminución del apetito
  • tensión arterial
  • dificultades para dormir
  • falta de concentración
  • etc.

Ahora bien, ¿cómo podemos modular estas conductas normales?  Tenemos bajo nuestro control el poder lograrlo a través de:

No tener demasiada exposición a las noticias, ya que se sabe que la exposición excesiva en los medios de comunicación y redes sociales puede generarnos un malestar mayor aumentando la percepción de amenaza y generando las manifestaciones ya planteadas.

Hay que estar informados es verdad, pero es importante saber que:

  • Elijas un medio de comunicación confiable
  • que sigas la información brindada por el gobierno o cuentas oficiales a la vez que puedas seguir la información respecto a tu localidad o departamento
  • pone horarios para informarte  sobre la situación actual
  • evita la difusión o el compartir material desconocido
  • mide las horas en que te expones a la pantalla

 

Hacer ejercicios de respiración, puedes practicarlas ya que este tipo de ejercicios modula el estrés que se activa ante este tipo de situaciones.

Hacer ejercicio físico, estar en movimiento ayuda a disminuir la tensión

Conéctate con la tarea, organiza una rutina diaria para hacer todas aquellas cosas que siempre nos quedan pendientes: ordenar papales, archivos de computadora, placares, cajones, tirar lo que no se usa, termino aquello que empecé hace 5 meses y nunca lo terminé.

Comparte mensajes de afecto y apoyo con tus seres queridos

Conéctate y habla con tus familiares y amigos,  a través de llamadas, video llamadas, mensajes, zoom, etc.

Conéctate contigo mismo, ponete creativo, juega, mira películas y series, conversa, cocina.

Difundir  y conocer aquellos números telefónicos donde la gente tiene que llamar, no todos vivimos el aislamiento de la misma forma y manera y no todos tenemos la posibilidad de hacerla.

Por último, no desesperes, todo esto pasará.

Multimedia